Saltar la navegación

Comienza la aventura

¿Qué sabemos sobre la Edad Media?

Son muchas las historias que se cuentan sobre dragones: misteriosos seres de leyenda, aterradores y fantásticos, que escupían fuego por la boca. También tenían fuertes garras, a veces incluso alas, dientes afilados y, generalmente, estaban recubiertos de escamas. Podían vivir en pantanos, custodiar tesoros o defender una poderosa fortaleza…

Dragón
Mysticsartdesign. Dragón (CC0)

Seguramente, cuando éramos pequeños nos narraron algunos cuentos de estilo medieval sobre dragones, caballeros y princesas. Pero, ¿era realmente la Edad Media un mundo plagado de monstruos y princesas? Escribimos en nuestro cuaderno todas las palabras que asociemos a la Edad Media, sin importarnos si son correctas o no. 

A continuación, vamos a ver un vídeo en el que se habla sobre la Edad Media e iremos tachando aquellos conceptos que habíamos escrito y no aparecen recogidos en él. También podemos añadir otros conceptos e ideas que no se nos habían ocurrido y que sí están presentes en el vídeo. 

Academia Play. Edad Media

Para finalizar, reflexionamos sobre lo que hemos aprendido: ¿cuáles de las ideas previas que teníamos acerca de la Edad Media no se ajustaban a la realidad y qué nuevos conocimientos hemos adquirido sobre este tema?

Con este sencillo ejercicio hemos conseguido desterrar falsos prejuicios e ir construyendo una imagen mucho más certera acerca de la época medieval. Pero todavía nos queda un largo, intenso e interesante camino por recorrer. ¿Preparados? ¡Comenzamos!

Hoja de ruta

Puede que sepamos muy poco todavía acerca de este periodo histórico y que nos resulte algo confuso, sobre todo si pensamos que fue una etapa de la historia muy larga, ya que duró diez siglos. Tal vez otros compañeros y compañeras se sientan igual de perdidos que nosotros ahora, pero podemos intentar ayudarnos a comprender mejor este interesante periodo histórico, a expresarnos correctamente y, por último, a utilizar la Edad Media como excusa para enfrentarnos a un interesante desafío final: crear un dominó altomedieval en el que volcaremos todo lo que hayamos aprendido a lo largo del proceso.

Juego
Clockedindk. Juego (CC0)

Pero, ¿cuál será el itinerario que tendremos que recorrer antes de llegar a nuestro destino? A continuación se recogen algunas ideas clave que nos ayudarán a entender mejor el proyecto.

Objetivos
  • Establecer los límites cronológicos que separan la Alta, Plena y Baja Edad Media.
  • Desterrar posibles prejuicios con respecto a la época medieval.
  • Conocer y valorar la etapa histórica conocida como Alta Edad Media.
  • Acceder a fuentes de información y seleccionar los contenidos más relevantes.
  • Conocer las características más destacadas de los textos descriptivos.
  • Producir textos descriptivos siguiendo unas determinadas reglas.
  • Identificar los rasgos más importantes de los textos narrativos.
  • Escribir textos narrativos conforme a unas determinadas pautas.
  • Reconocer los rasgos lingüísticos y estructurales de las guías de viaje.
  • Producir una guía turística siguiendo unas pautas concretas.
  • Revisar de manera autónoma los textos propios y ajenos, aplicando conocimientos sobre la lengua y sus normas de uso.
  • Aprender a trabajar en equipo.
  • Organizar la información de manera visual para comprender los contenidos.
  • Desarrollar la creatividad.
  • Reflexionar sobre el propio proceso de aprendizaje.
Metodología

A lo largo de todo el proceso nos agruparemos de diferentes maneras en función del tipo de tarea que debamos realizar: así, la mayor parte de las tareas se llevarán a cabo en grupos cooperativos, mientras que otras serán realizadas de manera individual, especialmente aquellas centradas en la reflexión personal.

Evaluación

La evaluación de nuestro aprendizaje será el resultado de la revisión de las diferentes tareas que iremos realizando a lo largo de todo el proceso:

  • El producto final (dominó altomedieval centrado en contenidos históricos y lingüísticos), que será evaluado mediante rúbrica.
  • Las actividades intermedias, cada una de las cuales tendrá su propia rúbrica de evaluación.
  • El portafolio de equipo, en el que guardaremos los productos y evidencias de aprendizaje que iremos generando a lo largo de todo el proyecto, que será evaluado también mediante una rúbrica.

Además, participaremos también como agentes activos en el proceso de evaluación ya que tendremos que evaluar no solo nuestro propio trabajo (autoevaluación) sino también el trabajo llevado a cabo por nuestros compañeros y compañeras (coevaluación).

Preparamos las maletas

Estamos a punto de emprender un largo viaje hacia un mundo desconocido y, para ello, vamos a necesitar una herramienta que siempre ha acompañado a los grandes aventureros: el libro de viaje. En este cuaderno recogeremos nuestras observaciones y reflexiones acerca de las vicisitudes, pequeños obstáculos y grandes satisfacciones que, sin duda, nos acompañarán a lo largo de este apasionante periplo. Además, podremos completar y enriquecer nuestro libro de viaje con dibujos, fotografías, mapas, etc. hechos por nosotros mismos, por las personas que hayan compartido la aventura con nosotros o por todos aquellos seres que, generosamente, los hayan dejado en el camino para disfrute de los demás.

Por lo tanto, preparemos las maletas antes de emprender nuestro camino.

Luggage
Be.merk.wurdig. Luggage (CC BY-SA)
Creamos nuestro portafolio personal

Cada uno de nosotros contará con un portafolio personal en el que guardaremos nuestro cuaderno de viaje así como todas las evidencias de nuestro aprendizaje. Para ello, podemos elegir entre dos opciones: 

  • Portafolio personal digital. Crearemos un blog. En el caso de que ya tengamos uno, lo aprovecharemos para este viaje a la Alta Edad Media. En caso contrario, Blogger puede ser una alternativa rápida y sencilla para crear y gestionar nuestro blog. Es importante que nos fijemos en la rúbrica de evaluación de un blog-portafolio personal (en formato editable, odt, y en pdf) para cerciorarnos de que el blog que hemos creado cumple todos los requisitos. 
  • Portafolio personal analógico. Para ello, podemos utilizar una carpeta o un archivador en el que conste nuestro nombre y el del viaje que vamos a emprender. 
Dejamos listo nuestro cuaderno de equipo

Pero nuestro viaje no lo haremos en solitario sino que lo realizaremos muy bien acompañados de algunos de nuestros compañeros y compañeras de clase, con los que formaremos un gran equipo. Por lo tanto, además de nuestro portafolio personal, necesitaremos también un cuaderno de equipo en el que guardaremos todas las actividades que llevemos a cabo de manera grupal. Este cuaderno de equipo podrá ser también digital o analógico:

  • Cuaderno de equipo digital. Para dar un soporte digital al cuaderno, crearemos en Google Drive una carpeta compartida entre los componentes del grupo y el docente, en la que iremos creando diferentes subcarpetas que nos faciliten la tarea de localizar las evidencias de nuestro aprendizaje. El recurso "Cómo crear y compartir archivos en Google Drive" de Itziar López nos ofrece algunas orientaciones básicas para trabajar con las carpetas de Google Drive y el Curso completo de Google Drive - 01 Operaciones básicas con carpetas nos ayudará a organizar mejor nuestras subcarpetas. 
  • Cuaderno de equipo analógico. En este caso podemos utilizar un archivador o carpeta en el que iremos guardando de manera ordenada todos los productos que vayamos generando a lo largo del proyecto. 

Nuestro cuaderno de equipo, tanto el analógico como el digital, constará de los siguientes elementos: 

  • Nombre del equipo.
  • Nombres de las personas que integran el equipo.
  • Roles y funciones que asume cada uno de los miembros del equipo 
  • Normas de funcionamiento que el grupo-clase ha determinado de forma consensuada y que el equipo se compromete a cumplir.
  • Una especie de “diario de sesiones” en el que la persona que ejerce el rol de secretario o secretaria de cada equipo anotará qué ha hecho su equipo en cada sesión de trabajo. Este diario deberá ser firmado cada día por todos los demás componentes del equipo para mostrar su conformidad con lo escrito por el secretario o secretaria.

La plantilla Cuaderno de equipo (en formato editable, odt, y en pdf) puede servirnos de modelo tanto para nuestro cuaderno de equipo digital como para el analógico.

Diario de viaje

Ahora que ya tenemos listas las maletas y sabemos hacia dónde nos dirigimos, es importante que dediquemos unos minutos a reflexionar sobre lo que vamos a realizar y cómo lo vamos a llevar a cabo.

Pluma
Bru-nO. Pluma (CC0)

Respondemos individualmente a las preguntas que aparecen en el documento Comenzamos la aventura (en formato editable, odt, y en pdf):

  • ¿Cuál es el propósito de nuestro viaje?
  • ¿Qué es lo que espero ver y  aprender?
  • ¿En qué aspectos creo que puedo tener más dificultades y, por lo tanto, voy a necesitar la ayuda de mis compañeros o compañeras de viaje?
  • ¿Qué creo que puedo yo aportar a mi equipo?

Este primer ejercicio de reflexión que recogeremos en nuestro cuaderno de viaje servirá para clarificar cuáles son los objetivos de la aventura que vamos a emprender y conocer nuestras debilidades y fortalezas.